El ex líder número dos del grupo extremista somalí al-Shabab, quien ahora es un prominente candidato de una elección regional a realizarse la próxima semana, fue arrestado el jueves, lo cual provocó manifestaciones violentas en las que murieron cuatro personas, dijeron funcionarios.

Mukhtar Robow, quien fue portavoz de al-Shabab, fue arrestado por agentes etíopes que son parte de las fuerzas de paz de la Unión Africana que apoyan el gobierno federal de Somalia, dijo Nur Ahmed, funcionario electoral del estado Suroeste. El arresto podría reabrir viejas heridas entre Somalia y Etiopía, país colindante.

Robow fue transportado en avión desde Baidoa a la capital, Mogadishu, dijo un funcionario etíope de espionaje de Somali que habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado para hablar con periodistas.

En un comunicado, el ministerio de Seguridad de Somalia confirmó el arresto de Robow, recordando que el gobierno federal le había prohibido lanzarse como candidato y argumentando que no había renunciado a su ideología extremista. El comunicado también acusa a Robow de movilizar fuerzas armadas para amenazar la seguridad de Baidoa.

Etiopía ni las fuerzas de paz de la Unión Africana, AMISON, comentaron de inmediato sobre el asunto.

Robow desertó el año pasado al-Shabab, el grupo extremista más activo de África, y ahora está postulándose para ser presidente regional del estado Suroeste en la elección del 19 de diciembre. El gobierno de Somalia aplaudió la deserción de alto nivel, pero rechazó su candidatura, que aparentemente tomó por sorpresa a algunos funcionarios.