La principal milicia dirigida por los kurdos sirios advirtió el jueves que la amenaza del presidente turco de lanzar un nuevo operativo militar contra una milicia kurda respaldada por Estados Unidos en Siria impactará de forma negativa su lucha contra el grupo Estado Islámico.

Nuri Mehud, vocero de las Fuerzas Democráticas Sirias, también dijo que el comunicado del presidente turco Recep Tayyip Erdogan en la víspera sobre la nueva ofensiva “en los próximos días” equivale a una declaración de guerra.

Mehud hizo estas declaraciones cuando los combatientes de las SDF penetran más en la región de Hajin, el último baluarte del grupo EI en Siria. Expresó esperanza de que la presencia de las tropas de la coalición dirigida por Estados Unidos en el norte y oriente de Siria desaliente a Turquía de una ofensiva similar que Ankara lanzó hace unos meses en el enclave de Afrin, en el norte de Siria.

En meses recientes, Turquía ha atacado posiciones kurdas a lo largo de la frontera en Siria, al este del río Éufrates, y ha amenazado con expulsar a la milicia kurda conocida como Unidades de Protección Popular, o YPG.

Las YPG son la principal integrante de la milicia kurda que derrotó al grupo Estado Islámico con ayuda de la coalición encabezada por los estadounidenses. Ankara considera a las YPG como terroristas debido a sus vínculos con grupos armados kurdos dentro de Turquía. Estados Unidos ha apostado efectivos junto con combatientes kurdos en el noreste de Siria en parte para evitar choques con fuerzas turcas.

La agencia de noticias oficial de Turquía reportó que un convoy de vehículos militares turcos llegó a la frontera con Siria el jueves. La agencia Anadolu dijo que el convoy, incluidos transportadores de personal, fue desplegado en la provincia de Hatay como refuerzo.

___

La periodista de Associated Press Suzan Fraser en Ankara, Turquía, contribuyó a este despacho.