El juicio al guardia de un campo de concentración nazi fue interrumpido el jueves debido a la endeble salud del acusado, de 95 años de edad.

Johann Rehbogen, quien ha admitido haber sido guardia de la SS en el campo de concentración Stutthof, está hospitalizado por insuficiencia renal y cardiaca y el tribunal del estado de Muenster tuvo que suspender el proceso, informó la agencia de noticias alemana dpa.

Inicialmente se determinó que Rehbogen estaba en condiciones de ser enjuiciado y parecía estar bien el mes pasado cuando comenzó el proceso, en base a acusaciones de que fue cómplice en cientos de asesinatos.

Rehbogen admite haber sido guardia del campo de concentración donde murieron 60.000 personas, pero niega ser responsable de muerte alguna.

Audiencias recientes han sido canceladas debido al estado de salud del acusado, y el tribunal avisó que en enero reevaluará su condición física.

Si se reanuda el proceso, probablemente tendrá que empezar de cero debido al lapso transcurrido entre sesiones.