Un pistolero palestino abrió fuego contra una parada de autobús cerca de un asentamiento en Cisjordania el jueves, disparando a soldados y civiles y matando a al menos dos soldados israelíes antes de darse a la fuga, dijo el ejército de Israel.

Según las autoridades, el atacante salió de su auto y al disparar contra la parada hirió a otras dos personas, una de ellas de gravedad, antes de huir. Los soldados registraron la zona, a donde se enviaron refuerzos, en busca del agresor, añadió el ejército. Las identidades de las víctimas no se hicieron públicas de inmediato.

El incidente prolongó una semana de violencia que comenzó con una balacera en el exterior de un puesto avanzado israelí en Cisjordania el domingo, que derivó en la muerte de un bebé nacido de forma prematura tras el incidente. Además, Israel mató a dos palestinos buscados por su relación con ese y otro ataque a israelíes en la región.

Aunque Cisjordania registra episodios ocasionales de violencia letal, sobre todo entre soldados israelíes y manifestantes palestinos, en los últimos meses, los incidentes más graves en el largo conflicto entre los dos bandos se registraron en Gaza, donde unos 175 palestinos murieron por fuego israelí en protestas fronterizas.

La balacera del jueves tuvo lugar a unos 10 minutos en coche al sur del escenario del ataque del domingo.

"En los últimos días, sentimos que la situación (en Cisjordania) está empeorando”, dijo Shalom Galil, un paramédico que acudió al lugar del ataque, a la radio del ejército israelí.

Tras el incidente, Israel instaló controles en las entradas a la ciudad cisjordana de Ramala, donde registró los autos que entraban y verificó la identificación de sus conductores. Algunas carreteras controladas por Israel quedaron absolutamente cortadas al tránsito palestino.

El tiroteo se produjo horas después de que las fuerzas israelíes localizaron y mataron a un palestino sospechoso de matar a dos israelíes.

La policía israelí dijo que Ashraf Naalweh fue hallado armado cerca de la ciudad de Nablus, en Cisjordania, y murió durante una redada para su detención.

Israel acusa a Naalweh matar a dos israelíes y de herir a otro en una balacera en una zona industrial cisjordana en octubre. Huyó del lugar del ataque y las autoridades israelíes lo buscaban desde entonces.

"El largo brazo de Israel llegará a cualquiera que haga daño a ciudadanos israelíes”, declaró el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

La policía dijo que efectuó varias detenciones en su intento por dar con Naalweh y sospechaba que estaba planeando otro ataque.

El miércoles, fuerzas israelíes mataron a Salah Barghouti, un palestino sospechoso de una balacera en una parada de autobús en Cisjordania. Fue abatido horas después del deceso de un bebé que nació de forma prematura tras el incidente.

En el ataque del domingo en la noche, agresores a bordo de un vehículo palestino abrieron fuego contra una parada de bus próxima a un asentamiento israelí, hiriendo a siete personas, incluyendo a una mujer de 21 años embarazada, antes de darse a la fuga.

Hamas, que gobierna en la Franja de Gaza, dijo que tanto Barghouti como Naalweh formaban parte del grupo insurgente pero no se atribuyó la autoría de sus agresiones.

"La llama de la resistencia en Cisjordania seguirá viva hasta que se derrote a la ocupación en toda nuestra tierra”, declaró Hamas.

También el jueves, la policía dijo que un agresor apuñaló a dos agentes en la Ciudad Vieja de Jerusalén causándoles heridas leves. Los policías abrieron fuego contra el agresor, que murió, explicó el vocero Micky Rosenfeld.

La policía identificó al hombre como un palestino de 26 años de Cisjordania e hizo públicas imágenes de cámaras de seguridad en las que parece arremeter contra los agentes.

___

El periodista de The Associated Press Mohammed Daraghmeh en Ramala, Cisjordania, contribuyó a este despacho.