La Cámara de Diputados del Congreso mexicano aprobó el martes una resolución para la reestructuración de la Fiscalía General en medio de la creciente ola de homicidios en el país.

La propuesta fue enviada al presidente Andrés Manuel López Obrador para su aprobación.

El partido gobernante, Morena, respaldó la medida, que le otorga al Senado una participación en la propuesta de candidatos para ocupar la dirección de la fiscalía, que ha estado desocupada durante más de un año.

Los partidos opositores criticaron la propuesta, indicando que no garantiza la independencia ni la supervisión suficiente del nuevo fiscal

También hicieron notar que la medida reduzca el número de fiscalías especializadas a cuatro en materia de: derechos humanos, corrupción, delitos electorales y asuntos internos. Previamente hubo fiscalías especializadas en crimen organizado, trata de personas y delitos contra la mujer.