El mayor distribuidor de agua del sur de California aprobó el martes un plan de contingencia por sequía con la esperanza de garantizar que el río Colorado abastezca de agua al suroeste del país durante una década.

El administrador general Jeffrey Kightlinger dijo que la aprobación integra al Distrito Metropolitano de Aguas del Sur de California (MWD por sus iniciales en inglés) a las agencias gestoras del recurso en Colorado, Nevada, Nuevo México, Utah y Wyoming que han dado adoptado medidas para utilizar menos agua de las reservas cruciales del río, que incluyen a los lagos Mead y Powell.

Arizona, varias agencias hídricas y el Congreso aún deben aprobar el plan de contingencia, al que Kightlinger se refirió como un torniquete que comprará más tiempo para lidiar con desabastos futuros. El río abastece de agua a cerca del 25% de las ciudades y granjas del sur de California.

La aprobación por parte de la junta directiva del MWD ocurre antes del inicio de las negociaciones sobre los planes de contingencia, que arrancan esta semana en Las Vegas.