El gobierno de Yemen y los rebeldes hutíes fijaron el 20 de enero como la fecha límite para intercambiar más de 15.000 prisioneros el martes, en el sexto día de conversaciones realizadas en un castillo a las afueras de Estocolmo encaminadas a poner fin a la guerra.

Las dos partes dijeron en conferencia de prensa desde Suecia que ya intercambiaron listas de prisioneros y permitirán cuatro semanas de revisión antes de que el canje final sea facilitado por la Cruz Roja Internacional.

La guerra en Yemen ha causado la muerte de miles de personas y generado la peor crisis humanitaria del mundo.

El gobierno, que es respaldado por una coalición encabezada por Arabia Saudí, dijo que entregó a los mediadores de la ONU una lista inicial de 8.200 prisioneros que estarían en manos de los rebeldes, que son respaldados por Irán.