Un gran derrame de petróleo en Río de Janeiro fue causado por ladrones de combustible que perforaron un oleoducto en la bahía Guanabara, informaron las autoridades brasileñas.

La policía medioambiental respondió a los llamados del derrame la tarde del sábado. El lunes dijeron que encontraron señales del robo, pero no a los sospechosos.

La policía dijo que este tipo de delito es inusual en la región.

En total, unos 60.000 litros (15.850 galones) se derramaron en la bahía.

Transpetro, subsidiaria de la compañía petrolera del estado Petrobras, dijo que aproximadamente 75% del petróleo fue recuperado y sólo quedan los vestigios.

La bahía Guanabara fue sede de varios eventos durante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. La bahía estuvo en el centro de la controversia por los altos niveles de contaminación en el agua antes de los Juegos.