China aumentó el lunes las presiones sobre Estados Unidos y Canadá, cuando una audiencia de fianza para una importante ejecutiva tecnológica de Estados Unidos iba a reanudarse en Vancouver, Columbia Británica.

Un titular en periódico del gobernante Partido Comunista en China dijo que el tratamiento por Canadá de Meng Wanzhou, la directora financiera de Huawei Technologies, es "inhumana". El editorial de The Global Times el lunes sigue a protestas formales del gobierno chino ante Canadá y Estados Unidos el fin de semana.

Meng fue detenida el 1 de diciembre cuando transbordaba vuelos en Vancouver. Estados Unidos quiere su extradición por acusaciones de que usó una compañía fachada en Hong Kong para evadir las sanciones comerciales estadounidenses contra Irán.

El vicecanciller Le Yucheng convocó al embajador estadounidense Terry Branstad el domingo y dijo que la detención de Meng era “extremamente ofensiva”. Demandó que Estados Unidos anulase la orden de arresto y advirtió que Beijing dará nuevos pasos basado en la respuesta de Washington, dijo la agencia noticiosa Xinhua.

La medida siguió al citatorio del embajador canadiense John McCallum el sábado por la detención de Meng y una protesta similar advirtiendo las “graves consecuencias” de no ser puesta en libertad.

El domingo, la provincia de Columbia Británica dijo en una declaración que había cancelado una misión comercial a China debido al arresto de Meng. El anuncio se produjo en medio de temores de que China pudiese detener a canadienses como represalia.

Huawei es la abastecedora global más grande de equipos de red para teléfonos y compañías de internet, y sus vínculos con el gobierno chino han aumentado las preocupaciones de Estados Unidos en asuntos de seguridad. Washington ha pedido a países europeos y otros aliados que limiten el uso de los equipos de Huawei porque podrían exponerse a que los espíen y les roben información.