Primer ministro aventaja en comicios en Armenia

Resultados preliminares de las elecciones parlamentarias en Armenia indicaban el lunes una abrumadora victoria para el bloque electoral del nuevo líder del país, lo que consolidaría su poder.Nikol...

Resultados preliminares de las elecciones parlamentarias en Armenia indicaban el lunes una abrumadora victoria para el bloque electoral del nuevo líder del país, lo que consolidaría su poder.

Nikol Pashinian, de 43 años, asumió el cargo en mayo después de encabezar protestas multitudinarias que propiciaron la dimisión de su antecesor. Pashinian había exigido el adelanto de los comicios para hacerse del control de un parlamento dominado por sus adversarios políticos.

Pashinian, experiodista convertido en político, adquirió gran popularidad aprovechando la indignación pública a causa de la extendida pobreza, alto desempleo y corrupción desenfrenada en esta ex nación soviética mediterránea de tres millones de habitantes que tiene fronteras con Georgia, Azerbaiyán, Turquía e Irán.

Un conteo preliminar de todos los precintos por la comisión electoral le daba a la alianza Mi Paso de Pashinian más de 70% de los votos, mientras el Partido Republicano que controlaba el antiguo parlamento era cuarto con menos 5%, insuficiente para tener representación en el parlamento. El partido Armenia Próspera, empresarial, era segundo con 8%.

Los centros de votación cerraron a las 8 de la noche (1600 GMT) y la afluencia alcanzó 49%. La difusión del escrutinio total aunque preliminar está prevista para el lunes.

Pashinian mostró gran confianza después de depositar su voto en Ereván cuando afirmó que tenía la certeza de que su bloque obtendría la mayoría en el parlamento.

Durante la campaña que duró un mes, Pashinian arremetió contra miembros de la antigua élite, a los que calificó de corruptos, y se comprometió a reactivar la economía, crear nuevos empleos y alentar el regreso de más armenios al país.

“Una revolución económica es nuestra máxima prioridad”, declaró Pashinian el domingo a la prensa.

Armenia ha sufrido un bloqueo económico derivado del conflicto por Nagorno Karabaj, una región de Azerbaiyán controlada por fuerzas étnicas armenias apoyadas por Armenia desde que terminó en 1994 una guerra separatista que duró seis años. Los intentos para negociar un acuerdo de paz se han estancado y ocasionalmente estalla la lucha entre fuerzas étnicas armenias y soldados de Azerbaiyán.

A causa del conflicto, Azerbaiyán y Turquía cerraron sus fronteras con Armenia, a la que interrumpieron el comercio y dejaron semiaislada. El país tiene acceso terrestre directo solo a Georgia e Irán.

Aproximadamente un tercio de la población de Armenia emigró y trabaja en el extranjero. Las remesas de los migrantes armenios representan alrededor del 14% del producto interno bruto anual del país.