La cifra de muertos por una explosión en una fábrica de plásticos en Santo Domingo ascendió a cinco mientras siguen buscando a por lo menos un trabajador desaparecido, informaron el jueves las autoridades de República Dominicana.

En tanto, el número de heridos incrementó a 66 y cinco personas se encuentran en condición crítica tras el estallido del miércoles, de acuerdo con un comunicado del Servicio Nacional de Salud. Entre los lesionados hay 13 niños que estaban en una escuela cercana.

El subdirector del Centro de Operaciones de Emergencias, Edwin Olivares, dijo el jueves a The Associated Press que por lo menos una persona seguía desaparecida. Agregó que las autoridades no han podido identificar a tres de las cinco víctimas.

Olivares dijo que muchos trabajadores sobrevivieron a la enorme explosión en la planta Polyplas porque siguieron los protocolos de seguridad.

El propietario de la fábrica, Manuel Diez Cabral, tuiteó que 98% de su personal fue evacuado tras detectarse una fuga "incontrolable" de gas. Agregó que la compañía siempre ha seguido los estrictos protocolos de seguridad en sus "más de 50 años como empresa".

Durante una breve conferencia de prensa el jueves, Diez dijo que los funcionarios de la compañía estaban cooperando con las autoridades.

“El trabajo de recuperación apenas inicia”, comentó. “Es un camino arduo que tenemos por delante”.

Diez dijo que no podía comentar más al respecto hasta que las autoridades finalicen con su investigación. Rechazó responder a preguntas como cuántos empleados trabajaban en Polyplas y qué sucedería con aquellos que sobrevivieron la explosión.

"Nuestra organización está de luto”, señaló. “Expresamos una vez más nuestras sinceras condolencias para las familias de las víctimas”.