La viuda de Fernando Albán pidió el miércoles a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que interceda ante el Estado venezolano para que entregue los restos del político opositor a su familia en Estados Unidos.

Meudy Osío pidió también a la CIDH la creación de una comisión “independiente y autónoma” para que investigue “las violaciones de derechos humanos de las que fue víctima mi esposo. Solicitamos justicia”.

La muerte de Albán en octubre conmocionó a muchos venezolanos que dudan de la versión oficial, según la cual el concejal capitalino se suicidó tres días después que ser arrestado en un aeropuerto.

“Su desaparición forzada, su tortura y su posterior muerte en custodia dentro de las instalaciones de la policía política del Estado del gobierno de Venezuela están inmersas en una cantidad de irregularidades”, dijo Osío durante una audiencia de la Comisión sobre detención arbitraria y situación de derechos políticos en Venezuela. “A casi dos meses de su muerte, no hay una respuesta formal y creíble de lo que sucedió por parte de las autoridades”.

El comisionado mexicano Joel Hernández, relator de la CIDH sobre personas privadas de libertad, respaldó la solicitud de Osío “por razones estrictamente humanitarias”.

Larry Devoe, representante del gobierno venezolano, dijo que transmitirá el pedido de entregar los restos a instancias superiores pero no se refirió directamente a la solicitud de crear una comisión independiente. Aseguró en cambio que las autoridades venezolanas concluyeron que Albán se suicidó y que dos funcionarios policiales enfrentan cargos penales porque su descuido permitió que Albán se precipitara de una ventana.

Beatriz Borges, abogada especialista en derechos humanos y asesora jurídica de Osío, dijo a The Associated Press después de la audiencia que la familia de Albán aspira a una comisión de expertos independientes como la creada por la CIDH para investigar la desaparición de 43 estudiantes desde 2014 en México.

La CIDH creó esa comisión gracias a un acuerdo en ese momento sin precedentes con el gobierno mexicano, un escenario que luce improbable debido al distanciamiento que el gobierno venezolano ha tomado respecto a la comisión durante las últimas dos décadas.

El secretario ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrão, dijo a la AP que “la CIDH recibió la solicitud en el marco de la audiencia y la analizará debidamente”.

Ignacio Alvarez, co-representante internacional de Osío, indicó que la muerte de Albán marca un hito en el deterioro de la violación de los derechos humanos en Venezuela.

“Podría ser un caso muy importante de ejecución extrajudicial”, señaló.

---------

Luis Alonso Lugo está en Twitter como https://twitter.com/luisalonsolugo