Un juez federal en San Francisco se negó el viernes a permitir por el momento que el gobierno del presidente Donald Trump aplique una prohibición a otorgar asilo a cualquier inmigrante que ingrese ilegalmente al país por la frontera con México.

El juez Jon Tigar rechazó la solicitud del Departamento de Justicia para que suspenda la orden que había emitido previamente, en la cual bloqueaba temporalmente la prohibición. Tigar dijo que el gobierno aún no ha demostrado que dicha prohibición sea legal.

El asunto gira en torno a la proclama de Trump del 9 de noviembre en la que se le prohíbe solicitar asilo a cualquiera que haya cruzado la frontera con México fuera de los puertos oficiales de ingreso. Trump emitió la proclama tras conocerse que había varias caravanas de migrantes centroamericanos que se dirigían a la frontera.

El 19 de noviembre, Tigar dio la razón a grupos legales que argumentaron que la ley federal especifica claramente que los inmigrantes en Estados Unidos pueden solicitar asilo sin importar si ingresaron legalmente o no.