Se estima que 85.000 niños menores de cinco años habrían muerto de hambre y enfermedades desde el inicio de la guerra civil en Yemen en 2015, dijo un grupo internacional de ayuda en miércoles.

Según Save the Children, la “conservadora” estimación se basa en las tasas promedio de mortalidad por malnutrición aguda grave, que Naciones Unidas dijo que afecta a más de 1,3 millones de niños desde que la coalición liderada por Arabia Saudí entró en guerra con los rebeldes chiíes de Yemen, conocidos como hutíes, en marzo de 2015.

“Por cada niño asesinado por bombas y balas, docenas mueren de hambre y esto es absolutamente evitable”, dijo Tamer Kirolos, director de Save the Children para Yemen. "Los niños que mueren de esta forma sufren inmensamente”.

El conflicto bélico y el bloqueo impuesto por Arabia Saudí han derivado en la peor crisis humanitaria del mundo, con más de ocho millones de personas en riesgo de morir de hambre.