Wall Street coronó una jornada de transacciones volátiles el viernes con una ola de compras en la tarde que le permitió cerrar en alza en su mayor parte.

Sin embargo, a pesar de esa tendencia alcista, el índice Standard & Poors 500 concluyó con su segunda semana de pérdidas en un mes.

Los títulos de salud y energía impulsaron las ganancias. UnitedHealth Group subió 2,3% y Chevron 1,8%.

El fabricante de chips Nvidia se desplomó 18,8% tras anunciar que tiene muchos chips sin vender debido a una caída en el minado de cripto-monedas.

El mercado recibió un impulso por la tarde luego que el presidente Donald Trump se mostró optimista de que Estados Unidos y China solucionarán su disputa comercial. Hizo sus comentarios cuando representantes de ambos países retomaron las conversaciones.

Las grandes tiendas minoristas y las empresas de medios perdieron terreno.

“El mercado y los participantes del mercado están más inquietos de lo que han estado en años”, dijo Tom Martin, gerente de portafolio en Globalt Investments.

El índice S&P 500 subió 6,07 puntos, el 0,2%, a 2.736,27 mientras que el Dow Jones ganó 123,95 unidades, el 0,5%, y se ubicó en 25.413,22. El compuesto Nasdaq perdió 11,16 puntos, el 0,2%, hasta 7.247,87.

El S&P 500, que cerró en alza por segundo día consecutivo, concluyó la semana con una pérdida de 1,6%.

Como casi toda la semana, el mercado pasó gran parte del viernes entre episodios de estabilidad sin cambios y oscilaciones modestas.

“Los inversores realmente están intentando averiguar cómo quieren estar posicionados según la información que llega”, dijo Martin. “No me sorprende que en esta época del año, dado lo que hemos visto, estemos teniendo los cambios durante las transacciones diarias que estamos teniendo”.

Uno de los giros del mercado llegó cuando los inversores reaccionaron a los comentarios de Trump sobre el comercio.

En la Casa Blanca, mientras hablaba sobre la persistente disputa comercial, el presidente dijo que esperaba que Estados Unidos pudiera llegar a un acuerdo con China.

“Creo que se puede lograr un acuerdo”, dijo Trump. “Lo averiguaremos muy pronto”.

El gobierno de Trump ha impuesto aranceles del 10% a bienes chinos por un valor de 200.000 millones de dólares ante las quejas de que Beijing se roba o presiona a compañías extranjeras para que le compartan conocimientos de tecnología como precio puedan entrar a su mercado. Los aranceles aumentarán a 25% en enero.

Otros bienes chinos por un valor de 50.000 millones de dólares ya están sujetos a 25% de impuestos. Beijing ha respondido con aranceles a bienes estadounidenses por un valor de 110.000 millones de dólares.

Washington y Beijing retomaron las conversaciones de su vertiginosa crisis comercial esta semana antes de una reunión entre el presidente Xi Jinping y Trump, dijo el jueves Ministro de Comercio.

El precio del crudo estadounidense permaneció sin cambios tras una racha de ganancias de dos días, manteniéndose en 56,46 dólares el barril en Nueva York. El Brent ganó 0,2% y cerró en 66,76 dólares el barril en Londres.

El rendimiento en el bono del Tesoro a 10 años cayó a 3,07% de 3,11% el jueves por la tarde.

El oro subió 0,7% a 1.223 la onza.