El autor de la matanza en California sufría "severas perturbaciones mentales": sheriff

  • La policía identificó al atacante como Elliot Oliver Robertson Rodgers, de 22 años.
  • Es hijo del director de la aclamada serie 'Juego de Tronos'.
  • Un manifiesto de 140 páginas y un video colocado en Youtube llevaron a la identificación del atacante.

El sheriff de Santa Barbara, California, Bill Brown, confirmó la identidad del joven que el viernes mató a seis personas e hirió a siete más en ese condado y lo describió como una persona con "severas perturbaciones mentales".

En el manifiesto Rodgers "detalló el plan de lo que iba a hacer" En rueda de prensa, dijo que la policía identificó al atacante como Elliot Oliver Robertson Rodgers, de 22 años, y que fueron encontradas varias evidencias de sus afectaciones, entre ellas un manifiesto de 140 páginas y un video colocado en la red social Youtube.

Rodgers se quitó la vida con un disparo en la cabeza después de estrellar el automóvil que conducía y desde el cual disparó contra varías de sus víctimas, armado con tres pistolas y más de 400 cartuchos hábiles, cerca del campus de la Universidad de California.

De acuerdo con el sheriff, en el manifiesto Rodgers "detalló el plan de lo que iba a hacer".

Brown señaló que la policía tuvo tres contactos previos con Rodgers, el último el pasado 30 de abril cuando dos agentes se presentaron en su departamento después que un familiar expresó temor por su estado mental.

Explicó que la visita no trascendió en otras acciones porque los policías determinaron que se trataba de una persona normal, que no requería ser puesta bajo observación sicológica.

Hallan tres cuerpos en su departamento

El sheriff calificó lo ocurrido la noche del viernes como "una horrible matanza masiva", la cual se inició en el mismo departamento de Rodgers en la comunidad de Isla Vista.

La policía recuperó tres pistolas calibre 9 milímetros propiedad de Rodgers En el interior de ese departamento, fueron descubiertos los cuerpos de tres personas, al parecer compañeras de vivienda de Rodgers, quienes fueron apuñaladas en repetidas ocasiones "con un objeto afilado".

Dos de las víctimas, de 22 y 19 años y estudiantes de la Universidad de Santa Barbara, fueron asesinadas a tiros por Rodgers a las afueras de una casa donde tenía lugar una fiesta de estudiantes, mientras otra joven contra la que disparó resultó gravemente herida.

El pistolero se dirigió después a una tienda de comida donde asesinó a un joven de 20 años y ahí fue confrontado por primera vez por la policía.

Rodgers logró huir y fue enfrentado más adelante por otros cuatro policías. En ese enfrentamiento el pistolero resultó herido de bala en una pierna, pero escapó de nuevo. Se estrelló contra otro vehículo y fue encontrado con un disparo en la cabeza.

Algunas de las personas heridas fueron alcanzadas por disparos hechos por Rodgers desde su vehículo y dos más fueron arrolladas en distintos momentos durante la persecución.

El sheriff Brown dijo que la policía recuperó tres pistolas calibre 9 milímetros propiedad de Rodgers, compradas en diferentes localidades y registradas legalmente, además cuarenta cargadores con municiones útiles.