Dos aviones de la Fuerza Aérea de Portugal escoltaron una aeronave de Air Astana con seis tripulantes y sin pasajeros a bordo que reportó problemas con su sistema de comando y control pero aterrizó a salvo más o menos una hora después, informó el domingo un oficial portugués.

El teniente general Manuel Costa dijo a The Associated Press que el avión _fabricado por la empresa brasileña Embraer_ "experimentó dificultades con su sistema de comando y control".

Agregó que dos F-16 de la Fuerza Aérea Portuguesa acompañaron al avión mientras las autoridades evaluaban cómo manejar la emergencia.

El avión aterrizó en la base aérea Beja, a unos 180 kilómetros (90 millas) de Lisboa el domingo en la tarde.

El teniente indicó que nadie resultó herido en el incidente, aunque el avión no pudo aterrizar al primer intento en Beja.

La prensa local citó a funcionarios locales diciendo que el avión es un Embraer con capacidad para unas 100 personas. Air Astana es la aerolínea bandera de Kazajistán.