Más de 5.000 personas han podido estar expuestas al virus de la hepatitis A en Missouri

  • El departamento de salud del condado Springfield-Greene indicó que el trabajador de un restaurante tiene una enfermedad del hígado.
  • Las personas que visitaron el restaurante entre el 8 y el 16 de mayo pueden recibir las vacunas.
  • Deben ser vacunados dentro de un periodo de hasta 14 días.
Una plaza de Springfield en Missouri.
Una plaza de Springfield en Missouri.
Joelfun / WIKIPEDIA

Autoridades sanitarias de Missouri ofrecen inmunización a más de 5.000 personas que pudieron haber estado expuestos al virus de la hepatitis A en un restaurante de Springfield.

Un camarero está enfermo del hígado El departamento de salud del condado Springfield-Greene indicó que una sucursal del restaurante Red Robin reportó que uno de sus trabajadores tiene una enfermedad del hígado.

Las personas que visitaron el restaurante entre el 8 y el 16 de mayo pueden recibir las vacunas.

Autoridades dijeron al periódico The Springfield News-Leader que los clientes deben ser vacunados dentro de un periodo de hasta 14 días posteriores a su exposición para que la inmunización funcione.

Kathryn Wall, vocera del departamento de salud, dijo que las personas pudieron haber quedado expuestas desde el 4 de mayo pero dijo que no podía calcular cuántas lo fueron.

Molestias que duran varias semanas

"Estas personas deben revisar su salud y reportar cualquier síntoma a sus servicio de salud", dijo. Wall dijo que el trabajador enfermo era un camarero y que el departamento de salud no había confirmado nuevos casos de hepatitis A. Autoridades de salud dijeron que ya es seguro visitar el restaurant.

La hepatitis A afecta el hígado y puede provocar desde una severa molestia que dura varias semanas a un de tipo grave que puede vivir varios meses, de acuerdo con el Centro para la Prevención y el Control de las enfermedades.

Se contagia al estar en contacto con materia fecal, lo que la hace diferente de las hepatitis B o C, que se esparcen a través de la sangre y los fluidos corporales.

Generalmente es menos grave que las otras dos y la mayoría de las personas que la padecen no sufren de daño permanente al hígado.