El presidente peruano Martín Vizcarra aseguró el jueves que antes del fin de su mandato en 2021 logrará que el exmandatario Alejandro Toledo sea extraditado desde Estados Unidos y afronte a la justicia peruana para responder por cargos de corrupción.

En declaraciones a radio Santa Rosa, Vizcarra aseguró que “es un compromiso que asumo” al tiempo que reconoció que los procesos de extradición desde suelo estadounidense son complejos y prolongados. “Queremos que no sea así, queremos acortar esos plazos”.

Añadió que los ministerios de Relaciones Exteriores y de Justicia están haciendo “un seguimiento permanente... pero ahí dependemos de procedimientos de los Estados Unidos, que son engorrosos”.

Toledo (2001-2006), que reside en Estados Unidos, tiene en Perú una orden de prisión preventiva de 18 meses en el marco de una investigación sobre la presunta recepción de un soborno de 20 millones de dólares por parte de la empresa brasileña Odebrecht a cambio de la concesión de la construcción de dos tramos de la carretera interoceánica.

La empresa admitió haber pagado en Perú y en otros países de América Latina millonarios sobornos a funcionarios públicos para obtener contratos de grandes obras de infraestructura.

Perú presentó la solicitud de extradición de Toledo en mayo de este año.