Los vecinos desconfían de la versión de la joven secuestrada por diez años en California

  • Un fiscal de California inició el procesamiento contra el acusado Isidro García.
  • Pero los vecinos de la pareja dudan de la versión del secuestro porque los creían una familia normal y había una comisaría en la zona.
  • "Él la trata como una reina", afirma una residente de la colonia latina Bell Gardens.
  • El presunto secuestrador está detenido con una fianza de un millón de dólares.

Mientras un fiscal de California ya inició el procesamiento formal de Isidro García, al que acusa de violar y tener cautiva desde hace una década a una niña a la que raptó cuando tenía 15 años, los vecinos de la presunta cautiva y su pareja, dudan de la versión que la joven dio a la policía y se muestran perplejos.

Los fiscales presentaron el jueves cinco cargos de delito mayor contra el supuesto secuestrador, Isidro García, como violación y secuestro con el fin de cometer un delito sexual.

García no hizo ninguna declaración y su audiencia instrucción de cargos se prorrogó hasta junio. Está detenido con una fianza de 1 millón de dólares.

Los vecinos de la pareja, incrédulos y perplejos

En Bell Gardens, una colonia latina cerca de Los Angeles y unos 32 kilómetros (20 millas) del lugar donde originalmente la secuestraron, los asombrados vecinos no podían conciliar al sospechoso, a quien conocían como Tomás Medrano, con el hombre que habían conocido.

Él la trata como a una reina, hace su mejor esfuerzo por complacerla en todo "El la trata como a una reina, hace su mejor esfuerzo por complacerla en todo", dijo el miércoles la vecina María Sánchez después que la policía anunció el arresto de García.

Charles Frisco, abogado de García, dijo frente al tribunal tras una breve audiencia que su cliente niega todas las alegaciones, que nunca golpeó a su esposa y nunca hubiera evitado que se fuera.

"Como todos los casados y parejas, la gente tiene problemas, la gente se separa y a veces se pone beligerante durante un proceso de divorcio y dice cosas que no son ciertas", dijo Frisco.

"Es una injusticia, nunca vi que le pegase o abusase de ella", asegura sorprendido, Ricardo  Ledesma a Los Angeles Times. Este vecino vive en el complejo de viviendas de Bell Garden, una comunidad latina donde la pareja vivió varios años.

Otro vecino, Javier Campos, dijo a la misma fuente que el acusado era u hombre trabajador: "No entiendo que hubiera abusado de ella durante todo este tiempo. La comisaría de policía está a la vuelta de la esquina".

La Policía del Condado Orange describió un tormento durante el cual la mujer, ahora de 25 años, doblegada debido al abuso mental, físico y mental, fue trasladada de lugar por lo menos cuatro veces y le dieron varias identidades falsas para ocultarla de su familia y las autoridades.

En años recientes no estuvo físicamente cautiva

La mujer, a quien la policía no identificó por su nombre, dijo que con frecuencia pensó en escapar pero no lo hizo por miedo, aunque en años recientes no estaba cautiva físicamente. La mujer le dijo a la policía que García le había dicho que su madre no la estaba buscando y que si contactaba a la policía iban a deportar a su familia.

Entonces, en abril, la mujer contactó a su mamá después de encontrar a su hermana en Facebook para desearle un feliz cumpleaños, dijo el cabo Anthony Bertagna, de la Policía de Santa Ana.

Le tenía miedo a todo porque estaba sola, La madre le mostró a la hija artículos noticiosos de cuando la secuestraron en 2004 para probar que había ido a la policía y presentado una denuncia por su desaparición, según Bertagna.

"La madre pudo mostrarle que la estuvo buscando", agregó Bertagna. La mujer dijo en una entrevista de televisión que estaban muy contenta de reunirse con su familia.

"Le tenía miedo a todo porque estaba sola", declaró a ABC-TV. Cuando The Associated Press la contactó por teléfono, la madre dijo que no iba a decir nada porque la policía le dijo que no hablara con los medios.

Por su parte, la policía dijo que la mujer llegó a Estados Unidos desde México varios meses antes de su secuestro y no hablaba inglés en ese entonces.

El lunes, ella contactó a la policía en la ciudad de Bell Gardens para reportar un incidente de violencia doméstica con García. Durante la investigación, las autoridades se dieron cuenta de su relación con el caso de 2004.

García supuestamente obligó a la mujer a casarse con él en 2007 y tuvieron una hija juntos, que ahora tiene 3 años, informó la policía.

Asegura que fue drogada en 2004

El acusado era novio de su madre. El hombre tuvo una pelea con la madre de la niña en agosto del 2004, y ésta salió de la vivienda y la niña, de 15 años, se fue al parque. García siguió a la niña, y ésta le dijo que le dolía la cabeza y quería volver a casa.

El hombre comenzó a amenazarla y le dio cinco pastillas para que según él se le pasara el dolor de cabeza, pero la adolescente quedó inconsciente. Cuando despertó, estaba encerrada en un garaje en Compton, una ciudad situada entre Santa Ana y Los Angeles.