Chile: guardias de prisiones inician huelga indefinida

Miles de guardias de prisiones de Chile iniciaron el lunes una huelga nacional por tiempo indefinido pero advirtieron que no implicará riesgos para la población de las cárceles, a las que no dejarán...

Miles de guardias de prisiones de Chile iniciaron el lunes una huelga nacional por tiempo indefinido pero advirtieron que no implicará riesgos para la población de las cárceles, a las que no dejarán entrar a nuevos detenidos ni salir a los que tengan diligencias judiciales.

Marcos Aburto, uno de los voceros de los gendarmes -los funcionarios carcelarios-, señaló que "todas las unidades penales y especiales del país están en paralización. Los 20.000 trabajadores uniformados y no uniformados adhirieron a esta movilización".

La huelga fue catalogada de “ilegal” por la ministra vocera de gobierno, Cecilia Pérez.

Los guardias, que negocian desde hace un par de meses con el gobierno, buscan mejoras en las condiciones de trabajo, que se aumente la cantidad de efectivos y una bonificación para los que estén en edad de jubilarse.

Una queja permanente de los guardias de prisiones son sus largos turnos, en ocasiones de hasta dos semanas, en las que el gendarme parece tan preso como el detenido al que custodia.

“Hemos tenido casos en que los funcionarios han trabajado hasta 57 días por un día libre. Es un estado de esclavitud tremenda y las condiciones laborales han sido paupérrimas al interior del servicio. La situación al interior de las unidades es una crisis", aseveró Pablo Jaque, presidente de la Asociación de Gendarmes de Chile.

En las afueras del Centro de Justicia, sede de los distintos tribunales, permanecían estacionados múltiples carros policiales utilizados para el traslado de prisioneros, tarea que solo puede realizarse con la custodia de los gendarmes. En ese centro había 150 audiencias programadas, según Jaque.

Los detenidos durante el pasado fin de semana, al que se sumaron dos feriados, no podrán ser presentados ante los jueces de garantías para que controlen su arresto y les otorguen la libertad o medidas cautelares, y quienes reciban una orden de detención preventiva no podrán ingresar a los penales, resumió Jaque.