Un grupo de derechos humanos liderado por sirios dijo el miércoles que documentó más de 1.400 incidentes en los que las fuerzas rusas atacaron indiscriminadamente a civiles e infraestructuras civiles en sus tres años de participación en la guerra civil en Siria.

El Archivo Sirio, con sede en Berlín, creó una base de datos con más de 3.000 videos verificados de incidentes reportados entre septiembre de 2015, cuando Rusia comenzó su campaña aérea en favor de las fuerzas del presidente sirio, Bashar Assad, y septiembre de 2018.

La recopilación es la primera documentación visual de los presuntos ataques aéreos de Moscú en Siria y es esencial para “hacer avanzar la justicia”, señaló Hadi al-Khatib, del Archivo Sirio.

La base de datos, que incluye más de 700 incidentes en los que se registraron víctimas civiles y se alcanzaron unos 35 hospitales, puede ayudar a los abogados a preparar casos contra los autores de la violencia, agregó.

El archivo incluye grabaciones realizadas por ciudadanos, periodistas, grupos humanitarios e incluso por el Ministerio de Defensa de Rusia.

El Kremlin negó los ataques a civiles y suele afirmar que los ataques aéreos están dirigidos contra “infraestructura terrorista”. En un informe reciente sobre participación en el conflicto sirio, el ejército ruso enumera los ataques aéreos y los tipos de aviones y armas utilizados, pero no dice nada sobre las víctimas.

Archivo Sirio señaló que documentó y verificó al menos 704 incidentes con víctimas civiles tras presuntos ataques de Moscú. Las grabaciones verificadas mostraron al menos 35 hospitales, 27 mezquitas, 23 escuelas y 27 mercados alcanzados en bombardeos rusos, agregó.

En uno de los casos, el Ministerio de Defensa ruso distribuyó un video en el que se identifica un objetivo como una refinería de petróleo que, tras una pesquisa posterior, resultó ser una planta de tratamiento de agua, según el reporte y otras investigaciones.

El grupo identificó además 63 incidentes en los que se emplearon bombas de racimo y 39 con armas incendiarias. Moscú niega el uso de este tipo de armas.

"El objetivo de este informe es hacer avanzar la justicia”, manifestó Al-Khatib. "Los abogados pueden utilizar este tipo de datos, corroborarlos con otras evidencias, para construir sus casos”.

Archivo Sirio ha trabajado para documentar y preservar la historia de la guerra civil, que se publica principalmente en YouTube. Cuando la plataforma de videos introdujo una nueva tecnología para controlar el contenido violento en internet, cientos de miles de videos del conflicto desaparecieron de repente. El grupo colaboró con YouTube para recuperar algunas de estas grabaciones.

___

En internet (en inglés): https://syrianarchive.org/en/collections/russian-airstrikes/