Mattis: Asesinato de Khashoggi socava estabilidad

El asesinato del periodista Jamal Khashoggi “socava la estabilidad regional” y Estados Unidos tomará más medidas en respuesta al asesinato, dijo el sábado el secretario de Defensa estadounidense, Jim...

El asesinato del periodista Jamal Khashoggi “socava la estabilidad regional” y Estados Unidos tomará más medidas en respuesta al asesinato, dijo el sábado el secretario de Defensa estadounidense, Jim Mattis, en una conferencia internacional en el Medio Oriente.

Mattis nunca mencionó directamente a Arabia Saudí con el asesinato del 2 de octubre de Khashoggi en el consulado del reino en Estambul, Turquía. Sin embargo, señaló que el secretario de Estado, Mike Pompeo, revocó las visas de los saudíes implicados en el asesinato del columnista de The Washington Post y dijo que se tomarán más medidas.

Según la versión de las autoridades turcas, 15 miembros de un escuadrón saudí viajaron a Estambul donde torturaron, mataron y descuartizaron al escritor en un acto premeditado. En un primer momento, Riad dijo que desconocía qué había pasado con Khashoggi, pero el jueves apuntó que las evidencias mostraban que su muerte había sido premeditada.

Mattis no hizo nada para culpar directamente a Mattis y no mencionó las peticiones de los miembros del Congreso de dejar de vender armas a Arabia Saudí o imponer sanciones al reino. Pero su mención más extensa del tema hacia el final de su discurso enfatiza las serias ramificaciones de seguridad nacional que el incidente representa para las relaciones con un aliado clave de Estados Unidos.

"Teniendo en mente nuestro interés colectivo en la paz y el respeto inquebrantable a los derechos humanos, el asesinato de Jamal Khashoggi en una instalación diplomática debería preocuparnos mucho a todos”, dijo Mattis a funcionarios y expertos internacionales en los Diálogos de Manama. "Si una nación no se adhiere a las normas internacionales y al estado de derecho, socava la estabilidad regional en un momento en el que es más necesaria que nunca”.

Agregó que continuará a consultar con el presidente Donald Trump y Pompeo mientras consideran las implicaciones más extensas del tema.

El ministro de Exteriores saudí Adel Jubeir, quien habló tras Mattis en la conferencia, dijo que la prensa apresura un juicio en el caso Khashoggi.

“Desafortunadamente, ha habido esta histeria en los medios de comunicación sobre la culpabilidad de Arabia Saudí antes de que se complete la investigación”, dijo. “Lo que le decimos a la gente es que esperen hasta que todo esté hecho” luego decida si la investigación fue o no seria.

Dijo que el reino encontrará a los responsables y echará a andar mecanismos para asegurar que no vuelva a suceder. “Superaremos” las consecuencias del asesinato de Khashoggi, agregó.

Aun así, el discurso de Mattis también reflejó el complicado dilema que esto ha ocasionado. En una sección muy crítica de Irán, mencionó los actuales ataques contra Arabia Saudí de los milicianos hutíes respaldados por Irán en Yemen.

“Reitero el apoyo de Estados Unidos al derecho de nuestros socios a defenderse contra los ataques hutíes suministrados por los iraníes en su territorio soberano y, al mismo tiempo, hago un llamado para un urgente fin al combate”, dijo Mattis.

Sin embargo, otros en Estados Unidos han condenado a los saudíes por lo que califican bombardeos indiscriminados que han matado a civiles. Mientras tanto, Mattis y otros han dicho que Estados Unidos proporciona apoyo clave a la coalición dirigida por Arabia Saudí y que la asistencia ayuda al reino a mejorar sus ataques.

El lento reconocimiento de detalles de Arabia Saudí sobre el asesinato, también refleja el reconocimiento del reino de que el homicidio podría tener un serio impacto diplomático y posiblemente económico.