Trump condena atentados contra Clinton, Obama y otros

El presidente Donald Trump condenó el miércoles los atentados contra renombrados demócratas y otras personas, y dijo que "actos o amenazas de violencia política no tienen lugar en Estados Unidos...

El presidente Donald Trump condenó el miércoles los atentados contra renombrados demócratas y otras personas, y dijo que "actos o amenazas de violencia política no tienen lugar en Estados Unidos".

Intentando hacer una pausa bipartidista durante una divisiva temporada de campaña, Trump hizo un llamado a la unidad después de que el martes y miércoles se interceptaron bombas caseras dirigidas a Hillary Clinton, Barack Obama, CNN y otros. Trump calificó los paquetes sospechosos de "viles" y dijo que se estaba realizando una investigación federal.

A solo 13 días de que se realicen las elecciones de medio período presidencial, los atentados resaltan la profunda división que existe en la política estadounidense. Los paquetes fueron enviados a prominentes demócratas y a una cadena televisiva que ha sido muchas veces criticada por conservadores políticos. En sus mítines y por Twitter, Trump frecuentemente critica a Clinton, Obama y CNN, así como a otros demócratas y medios noticiosos, muchas veces con palabras con tintes amenazantes.

La semana pasada en un mitin en Montana, Trump elogió al congresista republicano Greg Gianforte, quien se declaró culpable de atacar a un reportero, diciendo que "cualquier persona que pueda derribar a otra... ese es mi gallo".

Al hablar en la Casa Blanca el miércoles, Trump no mencionó a ninguna de las entidades a las que se les enviaron los dispositivos.

"Estamos extremadamente enojados, molestos, descontentos por lo que vimos esta mañana, y llegaremos al fondo de esto", dijo.

Clinton, quien perdió la contienda presidencial ante Trump tras una amarga campaña, dijo que este era un "momento preocupante" y un "momento de divisiones profundas, y tenemos que hacer todo lo posible para unificar a nuestro país".

Los aliados del presidente refutaron los señalamientos de que él contribuye a fomentar un ambiente político tóxico.

"Yo realmente no veo nada malo con el presidente. Él está en una posición difícil, atacado por todos lados, y se le debe de dejar que hable tal como es", dijo el senador Orrin Hatch, republicano por Utah.

Los republicanos también condenaron los paquetes sospechosos.

El presidente de la cámara baja, Paul Ryan, republicano por Wisconsin, dijo que estos "actos reprobables" tenían la intención de "aterrorizar a personalidades públicas". El líder de la bancada mayoritaria del Senado Mitch McConnell, republicano por Kentucky, los calificó "terrorismo doméstico".

___

La reportera de The Associated Press Mary Clare Jalonick contribuyó a este despacho.