Corte falla a favor de inversores en juicio a Volskwagen

Una corte alemana falló el miércoles que la empresa matriz de Volkswagen debe pagar 47 millones de euros (54 millones de dólares) en daños a inversores por no revelar oportunamente el escándalo de...

Una corte alemana falló el miércoles que la empresa matriz de Volkswagen debe pagar 47 millones de euros (54 millones de dólares) en daños a inversores por no revelar oportunamente el escándalo de los autos amañados para pasar las pruebas de emisiones diésel.

La corte en Stuttgart anunció la sentencia contra Porsche SE, que posee el 52% de los derechos de votación en Volkswagen, informó la agencia noticiosa dpa.

La empresa dijo que apelará y calificó las acusaciones de “carentes de mérito”.

La noticia del escándalo salió a la luz en septiembre de 2015, pero los demandantes sostuvieron que la directiva de VW estaba al tanto del problema desde antes. El exdirector general de VW, Martin Winterkorn, invocó su derecho legal de no declarar.

Los inversores han entablado otros juicios contra Porsche SE y Volkswagen en un tribunal en Brunswick, Alemania. Porsche dijo estar “convencido de que los fallos no se sustentarán en un fallo de segunda instancia”.

Según Porsche, tribunales superiores habían sentenciado que el caso fuera resuelto por la cámara en pleno de Stuttgart, no por un solo juez. Citó lo que dijo eran fallos vigentes de otras cortes de que el proceso debía quedar en suspenso mientras se desarrollaba el llamado caso modelo en Brunswick para impedir decisiones contradictorias sobre los mismos asuntos.

La ley financiera alemana obliga a las empresas a revelar información que pueda afectar significativamente el precio de las acciones a fin de que los inversores puedan decidir si conservan o no sus tenencias.

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos emitió un aviso de violación el 18 de septiembre de 2015, según el cual VW había instalado un software que encendía los controles de emisión durante las pruebas y los apagaba durante el uso cotidiano. VW se declaró culpable e incurrió en multas y punitorios por más de 28.000 millones de euros (32.000 millones de dólares). Winterkorn y otros directivos de ese momento enfrentan acusaciones penales en Estados Unidos, pero no pueden ser extraditados; dos directivos de VW purgan penas de cárcel.