Restos fetales de hace décadas se encontraron en una funeraria en Michigan, el tercer hallazgo similar en las últimas dos semanas.

Trabajadores que retiraban amianto el lunes descubrieron los restos de dos fetos en la ex funeraria Mowen en Ossowo, unos 145 kilómetros (90 millas) al noroeste de Detroit.

El viernes, la policía halló restos de 63 fetos en la funeraria Perry de Detroit. Los restos de 10 fetos y un niño nacido muerto aparecieron el 12 de octubre en la funeraria Cantrell de Detroit.

Los restos en Ossowo aparecieron en un ataúd dentro de una caja de madera en un ropero. Las marcas en la caja indican que tiene más de 50 años. La funeraria Mowen cerró hace dos años.