El hombre que mató a tiros a una estudiante de la Universidad de Utah en el campus era un ex novio de ella, y fue hallado muerto dentro de una iglesia unas tres horas después del incidente, informaron el martes las autoridades.

Lauren McCluskey, originaria de Pullman en el estado de Washington, fue asesinada de un disparo afuera de su dormitorio a eso de las 10 de la noche del lunes. La policía informó el martes que ella tuvo una relación con el atacante, identificado como Melvin Rowland.

Policías persiguieron a Rowland, de 37 años, a una iglesia fuera del campus luego de haberlo visto a eso de la 1 de la madrugada, dijo Brian Wahlin, teniente de la policía universitaria.

Añadió que el cadáver del atacante fue hallado dentro de la iglesia. Las autoridades no divulgaron cómo murió Rowland.

La Universidad de Utah tuiteó que el individuo fue localizado “y ya no es una amenaza”.

McCluskey era practicante del atletismo y estudiaba comunicación social. Según la prensa local, tenía 21 años.

La presidenta de la universidad Ruth Watkins dijo que las clases quedaban canceladas hasta nuevo aviso, y que se realizaría una vigilia a las 5 de la tarde del martes.

“Como comunidad universitaria, estamos unidos en el duelo por esta trágica pérdida de vida”, dijo Watkins en un comunicado.

El director del departamento de atletismo, Mark Harlan, dijo que había psicólogos disponibles para ayudar a los compañeros de equipo de McCluskey.

“Esta noticia me ha estremecido no solo a mí, sino a toda la comunidad del atletismo en la Universidad de Utah”, dijo Harlan.

El cuerpo de McCuskey fue hallado en un automóvil cerca del centro médico de la universidad, dijo Wahlin.

“Fue algo aterrador, vi como unos 15 o 20 policías justo en el lugar donde estoy ahora”, dijo al diario Desert News Tyler Olsen, un estudiante que vive cerca del lugar donde ocurrió el tiroteo. "Yo estaba en mi casa, pero en ese momento no hay lugar donde uno se pueda sentir seguro”.