La velocidad excesiva fue la causa principal del descarrilamiento de un tren en Taiwán que dejó 18 muertos y decenas de heridos, indicaron el martes los investigadores.

Un equipo especial halló que el ferrocarril ingresó a una curva a 140 kilómetros por hora (87 millas por hora), aproximadamente el doble del límite de velocidad para esa sección, indicó la Agencia Noticiosa Central, perteneciente al gobierno.

El conductor está bajo investigación por negligencia, lo que incluyó desactivar el sistema de protección automática del tren que habría aplicado los frenos, agregó CNA.

Estos trenes fueron construidos hace seis años para viajar a 150 kph (93 mph) y facilitar el transporte en partes agrestes de la costa este de la montañosa isla. Están diseñados para inclinarse al pasar por curvas.

El tren llevaba más de 360 pasajeros. Unos 180 estaban el martes en la lista de heridos.