El número de puertorriqueños que emigraron a Florida tras el paso del huracán María pudo haber sido exagerado en estudios y reportes de prensa previos, de acuerdo a una nueva pesquisa.

La Oficina de Investigación Económica y Empresarial de la Universidad de Florida difundió este mes un estudio que deja entrever que entre 30.000 y 50.000 puertorriqueños se establecieron en Florida durante el último año. Los investigadores llegaron a esa conclusión al comparar los datos de pasajeros aéreos entre Puerto Rico y Florida con los datos migratorios del censo de Estados Unidos.

Los estimados previos de la Universidad de Florida y el Hunter College colocaban la cifra por encima de las 50.000 personas. Dichos estudios estuvieron basados en situaciones como visitas a centros de bienvenida, inscripciones escolares, solicitudes ante la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus iniciales en inglés) y datos de telefonía celular.

Algunos recuentos de prensa indicaban que más de 200.000 puertorriqueños llegaron a Florida durante el último trimestre de 2017.

El nuevo estudio señala que aparentemente hubo una gran oleada de puertorriqueños hacia la península en los meses posteriores al paso de María en septiembre de 2017. Pero los registros aéreos también dejan entrever que muchos de ellos regresaron en enero a la isla, seguidos de grupos más pequeños en los meses posteriores.

“Los datos disponibles indican que la migración de puertorriqueños a Florida tras el paso del huracán María, aunque fue importante, no alcanzó los niveles que circularon en las noticias en los meses posteriores a que la tormenta arrasara con la isla”, dijo el autor del estudio, Stefan Rayer.

Muchos puertorriqueños se vieron obligados a buscar vivienda y empleo en Estados Unidos continental a causa de la destrucción que provocó María en la isla.

Incluso antes del paso de la tormenta, Florida ya se había convertido en el destino principal de los puertorriqueños que salen de la isla a causa de la prolongada recesión.

La población puertorriqueña de Florida supera actualmente los 1,1 millones de residentes, apenas por encima de la población boricua en Nueva York, que fue el principal destino durante la última migración masiva desde la isla entre 1940 y 1950.

En Florida, los hispanos representan la cuarta parte de los 20 millones de residentes del estado, y los 1,4 millones de cubanos conforman el mayor grupo de latinos en la entidad.