El académico de Malta que había sido el primero que habló de una interferencia rusa en las elecciones presidenciales de Estados Unidos ha desaparecido y una investigación de la Associated Press revela que esto no es inusual.

Joseph Mifsud ha resultado una de las figuras más enigmáticas de la investigación del fiscal especial Robert Mueller acerca de la interferencia rusa en las elecciones que llevaron a Donald Trump a la presidencia.

“Joseph tiene la costumbre de desaparecer”, comentó Abdelhamid ElZoheiri, sucesor de Mifsud como presidente de la Universidad Euro-Mediterránea de Eslovenia, que encabezó del 2008 al 2012.

Documentos legales aseguran que Mifsud fue quien habló por primera vez del hackeo que sacudió la campaña presidencial. Lo hizo durante una reunión en Londres en abril del 2016, en la que le dijo a un asesor de la campaña presidencial de Trump que el Kremlin tenía “miles de correos electrónicos” de su rival demócrata Hillary Clinton.

Poco después Mifsud desapareció y no ha sido visto en público desde hace casi un año. Su propio abogado da a entender que este hombre de 58 años está siendo silenciado por agencias de espionaje no identificadas. Y un documento legal habló hace poco de podría estar muerto.

Pero la AP documentó al menos tres casos previos en los que Mifsud trató de desaparecer tras verse involucrado en escándalos.

La investigación de la AP no determinó si actuaba en nombre del gobierno ruso, ya sea por propia voluntad o forzado, cuando le entregó al equipo de Trump correos electrónicos de los demócratas. Pero da la impresión de que Mifsud tiende a desaparecer del mapa cada vez que se mete en líos.

Una de las veces en que Mifsud desapareció fue en el 2012, cuando abruptamente dejó la Universidad Euro-Mediterránea sin pagar una deuda de 39.00 dólares. Fue imposible localizarlo. Las cartas enviadas a su dirección en Londres, Malta y Roma no recibían respuesta, según informes internos de la universidad conseguidos por la AP. Un informe del gobierno esloveno publicado en el 2013 criticó su manejo de la universidad por su falta de transparencia y afirmó que su gestión había privado a la casa de estudios “de su reputación, tanto en el país como en el exterior”.

Mifsud ya había desaparecido también antes, en el 2006, cuando la Universidad de Malta descubrió irregularidades en la Unidad Europea que él manejaba, de acuerdo con dos ex colegas que hablaron a condición de no ser identificados porque estaban abordando temas confidenciales de la universidad.

Las cartas de un auditor contratado para investigar la situación no tuvieron respuesta. La universidad finalmente le escribió el 15 de noviembre del 2007 amenazándolo con destituirlo, y él respondió diciendo que renunciaba.

A Mifsud se le perdió la pista una vez más en Italia, donde no pudo ser encontrado por dos organismos policiales en conexión con un fraude en otra universidad. Un tribunal de Palermo, en Sicilia, le ordenó devolver 49.000 euros (56.700 dólares) que le habían pagado de más.

La AP encontró poca gente dispuesta a hablar de Mifsud. Su esposa, que declinó ser identificada, inició trámites de divorcio, según documentos legales. Un ex estudiante suyo en Malta, Matthew Caruana Balizia, dijo que Mifsud parecía “un gran charlatán” durante sus disertaciones. Un ex funcionario de la Universidad de Malta, Joseph Grech, afirmó que Mifsud era un “hawwadi”, o alguien al que le gusta la intriga.

El abogado de Mifsud, Stephan Roh, dice que, por el contrario, su cliente es víctima de denuncias viejas, infundadas y “difamatorias“.

“Se olvidan de todas las cosas positivas que hizo el profesor Misfud”, dijo Roth a la AP. “Mi sospecha es que esto lo hacen a propósito”.

Roth aseguró que Mifsud está vivo. Sus colaboradores le enviaron a la AP una foto suya con un diario suizo del 17 de mayo del 2918. Metadata de la foto, incluidas las coordenadas geográficas y la altura, indican que fueron tomadas con un iPhone en Zúrich el 21 de mayo. Roth no permitió a la AP publicar la foto.

La experiencia indica que Mifsud reaparecerá, para desaparecer de nuevo al poco tiempo.

ElZoheiry, el actual presidente de la Universidad Euro-Mediterránea, dijo que se encontró de casualidad son su predecesor en una conferencia en Albania en el 2015. Indicó que Mafsud le dio un trato cordial y que le gustaría hacer las paces y que el académico maltés lo ayudase a resolver ciertos problemas administrativos.

“Joseph, olvidémonos del pasado”, le dijo ElZoheiri, según cuenta. “Solo deseo conocer tus puntos de vista sobre estos temas”.

Almorzaron y Mifsud le dio el número de su teléfono, asegurándole que le respondería cualquier pregunta que tuviera. Pero cuando ElZoheiry lo llamó pocas semanas después, le dijeron que ese número no existía.

El académico egipcio dijo que recuerda lo sereno que se mantenía Mifsud en medio de tanto escándalo.

"A veces me da envidia”, manifestó. “Si tuviese solo una pequeña parte de los problemas que tiene él, no Odría dormir de noche”.

___

Online:

Documentos que obtuvo la AP sobre Joseph Mifsud: https://www.documentcloud.org/public/search/projectid:37821-Joseph-Mifsud

___

Raphael Satter está en http://raphaelsatter.com