El presidente camerunés Paul Biya, el mandatario más anciano de África, ganó por amplio margen un séptimo período después que un Consejo Constitucional designado por él rechazó todas las impugnaciones a la elección.

Las ciudades más importantes presenciaron grandes despliegues militares y el gobierno prohibió los actos opositores.

Biya obtuvo más del 71% de los votos, contra 14% para Maurice Kamto.

La elección del 7 de octubre tuvo escasa participación en las regiones anglófonas después que casi 250.000 habitantes huyeron de los combates entre los separatistas y las fuerzas de seguridad.

El consejo calificó la elección de libre e imparcial.

Biya, de 85 años, gobierna desde 1982.

Los analistas advierten de un posible desastre si Biya no empieza a preparar al país para la vida sin él.