La Comisión Electoral Independiente de Afganistán dio por finalizadas el domingo las elecciones parlamentarias en todo el país, que tomaron dos días.

El presidente de la comisión, Abdul Badi Sayat, felicitó a los votantes y dijo que unas 4 millones de personas sufragaron en 4.576 centros de votación.

El presidente Ashraf Ghani agradeció a los ciudadanos y dijo que el hecho de votar demostraba que no temían las amenazas de grupos extremistas.

Las elecciones se extendieron a una segunda jornada debido a ataques y problemas técnicos que provocaron largas demoras.

Por otra parte, las autoridades dijeron que un explosivo a la vera de un camino mató a 11 civiles en la provincia oriental de Nangarhar.

El vocero de la gobernación, Attahullah Khogyani, dijo que entre las víctimas había seis niños.

Nadie se hizo responsable de inmediato. El Talibán y una filial del Estado Islámico están activos en Nangarhar.