La nave más grande de la Marina Real británica se encuentra en Nueva York durante una semana.

El portaviones HMS Queen Elizabeth entró al puerto de Nueva York el viernes con unos 1.500 tripulantes.

Su comandante, el capitán Jerry Kyd, dijo que la visita es “muy simbólica de la relación íntima que tiene la Marina Real con la Marina de Estados Unidos y los Marines”.

La nave está anclada a la vista de la Estatua de la Libertad y la pueden ver los que viajan en el transbordador de Staten Island.

La nave de 2844 metros (932 pies) transporta hasta 60 aviones.

El ministro de Defensa británico Gavin Williamson recibió al Queen Elizabeth en Nueva York. Dijo por Twitter que la nave es “símbolo de nuestro compromiso con nuestra #seguridad y la seguridad de nuestros aliados”.