Un migrante murió y 200 entraron a España cuando un gran grupo tomó por asalto la cerca entre el enclave de Melilla, en el norte de África, y Marruecos.

Un delegado del gobierno español en Melilla dijo que el migrante aparentemente murió de un ataque cardíaco. Las autoridades ordenaron una autopsia.

El delegado dijo que al menos tres migrantes sufrieron heridas cuando unos 300 africanos subsaharianos se lanzaron a la cerca. Unos 200 lograron llegar a territorio español, añadió.

Este año se ha registrado una ola de migrantes que tratan de llegar a la Unión Europea a través de los enclaves españoles de Ceuta y Melilla o cruzando el Mediterráneo en embarcaciones frágiles.