Se prevé que una de las dos tormentas que ahora están mar adentro en el océano Pacífico se convierta en huracán y se acerque a la costa oeste de México la próxima semana.

La tormenta tropical Willa es el vigésimo primer meteoro al que se le asigna un nombre en la temporada de huracanes en el oriente del Pacífico. El sábado estaba a 450 kilómetros (280 millas) al sur-sureste de la ciudad costera de Manzanillo, con vientos máximos sostenidos de 95 kph (60 (mph).

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos dijo que era probable que la tormenta se mantuviera alejada de la costa hasta el miércoles, pero después de eso podría virar hacia tierra firme.

El viernes se formó la tormenta tropical Vicente en la costa del estado de Chiapas, en el sur de México. Su centro estaba a 215 kilómetros (135 millas) al sureste de Salina Cruz, con vientos máximos sostenidos de 85 kph (50 mph).

El centro dijo que la tormenta podría acumular entre siete y 15 centímetros (3 y 6 pulgadas) de lluvia en la costa sur de México y partes de Guatemala.