Una avalancha de lodo, agua y árboles acabó con la vida de cuatro miembros de una misma familia la madrugada del sábado en el norte de Nicaragua, como producto de intensas lluvias que han estado cayendo en esa zona del país, informó una fuente oficial.

La avalancha sepultó la vivienda en que habitaban las cuatro personas, ubicada en la comunidad La Soledad, en la localidad de Pantasma, dijo un alcalde local.

Los muertos fueron el padre de 61 años, su esposa de 36 y dos hijas, una de 13 años y una de 4, dijo el alcalde, Leónidas Centeno, del municipio de Jinotega.

Añadió que los cuerpos del padre y la madre fueron recuperados pero los de las dos niñas todavía no.

Centeno explicó que la tragedia sucedió cuando a causa de las lluvias se desprendió y se deslizó más de una manzana de tierra de las laderas de un cerro, que pasó arrastrando la vivienda y sus habitantes por más de cien metros.

Hasta antes del sábado, las lluvias en Nicaragua habían cobrado la vida de al menos 10 personas oficialmente. Las autoridades mantienen alerta roja en ocho de los 17 departamentos del país, como producto de las precipitaciones.