Una de las posesiones más preciadas del Museo Nacional de Brasil fue hallada entre los escombros del edificio, el cual fue destruido por un incendio el 2 de septiembre.

El fósil de “Luzia” fue recuperado, dijo Alexander Kellner, director del museo, a The Associated Press. Estaba roto, agregó, pero se lograron recuperar el 80% de sus piezas.

El fósil fue descubierto durante una excavación en 1975 en las afueras de la ciudad de Belo Horizonte y es uno de los más antiguos en América. Se le puso el nombre de Luzia en homenaje a "Lucy", los famosos restos de 3,2 millones de años hallados en África.

El Museo Nacional contaba con la mayor colección de artefactos históricos en Latinoamérica, con unos 20 millones de artículos.