Una entidad a cargo de vigilar finanzas internacionales el viernes le dio a Irán hasta febrero para poner fin a acciones que financian a grupos terroristas, o de contrario sufrirá más aislamiento económico.

La Comisión de Acción Financiera dijo que en efecto, prohibirá intercambios con Irán a menos que cumpla 10 condiciones para aprobar leyes en contra del financiamiento de grupos terroristas.

Irán otorga apoyo financiero y logístico a grupos armados como el Jezbolá del Líbano, o el Hamas de Gaza, que muchos países consideran entidades terroristas.

Ante inminentes sanciones estadounidenses relacionadas con el programa nuclear iraní, el parlamento de ese país hace poco aprobó incorporarse a una convención internacional contra el financiamiento de terroristas, pero no ha ratificado la medida.

La Comisión de Acción Financiera (conocida como FATF, con sede en París) le dio a Irán cuatro meses para acatar la norma. De lo contrario, podría tomar medidas para frenar o desalentar las inversiones en Irán.