Caravana de hondureños migrantes salen de El Salvador

Unos 550 migrantes hondureños de un total de 835 que el miércoles ingresaron al país por la frontera El Amatillo, al sureste de la capital, salieron el jueves de El Salvador y buscan sumarse a otra...

Unos 550 migrantes hondureños de un total de 835 que el miércoles ingresaron al país por la frontera El Amatillo, al sureste de la capital, salieron el jueves de El Salvador y buscan sumarse a otra caravana de sus compatriotas que ya está en camino por Guatemala tratando de llegar a Estados Unidos, informaron las autoridades salvadoreñas de control migratorio.

Más tarde el registro de movimientos migratorios de la Dirección General de Migración y Extranjería informó que la frontera El Amatillo contabilizaba hasta la una de la tarde del jueves un total de 400 entradas adicionales a El Salvador desde Honduras.

Entretanto otro grupo de más de 100 migrantes que no cumplieron con los requisitos migratorios, en su mayoría mujeres con niños, trataban de ingresan al país por los llamados “puntos ciegos”, cruzando a nado el río Goascorán que marca los límites fronterizos entre Honduras y El Salvador.

El resto del grupo de migrantes que pasaron la noche en la zona del puesto fronterizo, ya habrían iniciado su trayecto hacia Guatemala.

Varios de los migrantes entrevistados por la televisión de El Salvador dijeron que han decidido salir de su país debido a la situación de violencia que viven y por la grave situación económica, la falta de trabajos, y que buscan en Estados Unidos las oportunidades para mejorar la vida de sus familias.

Hernández explicó que para ingresar a El Salvador los ciudadanos hondureños solo tiene que presentar su cedula de identidad emitida en su país, según el convenio centroamericano de libre movilidad suscrito en 2006 entre Guatemala, Honduras, Nicaragua y El Salvador, conocido como CA-4.

El convenio estipula que hay libre movilidad para los ciudadanos de los países firmantes sin restricciones adicionales y basta que presenten sus documentos de identidad personal. Sin embargo, los menores de edad, deberán de presentar el pasaporte y estar acompañados de sus dos padres.

Hernández llamó a los hondureños a no arriesgar sus vidas tratando de cruzar el río Goascorán, que debido a las lluvias aumentó su caudal y reiteró que “si tienen sus documentos de identidad”, pueden ingresar sin problemas al país.

Según la autoridades tiene información que otro grupo de migrantes hondureños, de los departamentos de Choluteca y Valle, al sur de ese país, podrían llegar en las próximas horas al puesto fronterizo salvadoreño.

El vocero oficial de la Policía Nacional Civil, comisionado Oswaldo Guerra, dijo en conferencia de prensa que mantienen un dispositivo “de carácter preventivo y disuasivo” en la frontera El Amatillo, “para garantizar la seguridad de estos ciudadanos hondureños que están en una condición de tránsito”.

Guerra dijo que también están realizando patrullajes sobre la zona de la frontera para “evitar que ciudadanos hondureños intenten atravesar el rio y pongan en riesgo la integridad física”.