El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha abierto una investigación contra el abuso sexual infantil al interior de la Iglesia católica en Pensilvania.

Eso según dos personas familiarizadas con la pesquisa, quienes dicen que los fiscales federales han enviado citatorios a diócesis alrededor del estado en busca de documentos y testimonios de líderes eclesiásticos.

Las personas hablaron bajo condición de anonimato por no estar autorizadas para hablar de la investigación.

Los citatorios siguieron a un reporte del jurado investigador del estado que detalla cientos de acusaciones de niños que dijeron que fueron abusados sexualmente por sacerdotes en diócesis alrededor de Pensilvania. El fiscal general del estado dijo que no se podían presentar cargos estatales porque legalmente habían prescrito.