Otro edificio de Manhattan ha eliminado el gran y brillante letrero Trump de su entrada.

Empleados quitaron el jueves las letras que deletreaban “Trump Place” del condominio de 46 plantas en el barrio Upper West Side.

Casi 70% de los propietarios en la torre con 377 departamentos ubicada en 200 Riverside Blvd., votaron a principios de mes a favor del cambio, diciendo que les preocupaba el precio de reventa y seguridad por la relación del nombre con el presidente Donald Trump.

Un juez falló en mayo que la Organización Trump estaba equivocada al afirmar que los residentes estaban obligados a mantener el nombre.

Es el ejemplo más reciente de que Trump podría perder su encanto: tres edificios del barrio ya habían quitado el nombre, así como hoteles en Toronto, el barrio Soho de Manhattan y en la Ciudad de Panamá.