El presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker restó importancia a las tensiones sobre el comercio trasatlántico luego que el secretario de Comercio de Estados Unidos Wilbur Ross acusó a la UE de rezagar las conversaciones sobre exploración comercial.

En medio de temores sobre una guerra comercial sin cuartel, Juncker se reunió en julio con el presidente estadounidense Donald Trump para dar inicio a conversaciones para lograr "cero aranceles" y "cero subsidios" en los bienes industriales no automotrices.

Juncker dijo el jueves que lo que él y Trump "han acordado, y a lo que ambos nos hemos comprometidos, se concretará".

Luego de reunirse con la Comisionada de Comercio de la UE Cecilia Malmstrom, Ross dijo el miércoles que "nosotros realmente necesitamos progreso tangible. La paciencia del presidente no es ilimitada".

Malmstrom dijo que al parecer los pedidos de negociación de la UE han sido ignorados "así que la pelota está en su cancha".