Al menos dos personas murieron y decenas resultaron heridas en Haití durante las manifestaciones contra la presunta malversación de fondos de un programa petrolero financiado por Venezuela, informaron el jueves las autoridades.

El vocero policial Michel-Ange Louis-Jeune dijo que 11 personas resultaron heridas de bala y 11 agentes de policía por pedradas durante los enfrentamientos registrados la víspera en diferentes localidades.

Frants-Ulysse, vicealcalde de Saint-Marc, 71 kilómetros al noroeste de la capital, detalló que 14 personas fueron heridas el miércoles en esa zona cuando la policía abrió fuego para permitir el paso del automóvil presidencial. De ellos 10 sufrieron heridas de bala y tres se encuentran en estado crítico.

Las manifestaciones, que comenzaron el lunes, exigen mayor transparencia en el uso de los fondos de Petrocaribe, un programa de ayuda petrolera auspiciado por Venezuela.

Una investigación realizada por el Senado haitiano halló que al menos 14 exfuncionarios malversaron 3.800 millones de dólares durante el gobierno del anterior presidente Michel Martelly. Ninguno ha sido procesado judicialmente.

La jornada de protestas del miércoles incluyó una marcha multitudinaria que recorrió desde el centro de la capital a la zona comercial y residencial de Petion Ville, pasando por el populoso barrio de Delmas, donde miles de personas se plegaron a la manifestación.

En algunas zonas, los manifestantes atacaron centros comerciales e incendiaron vehículos.

Louis-Jeune detalló que nueve automóviles, siete de ellos de la policía, fueron incinerados en diferentes partes del país. Otros dos vehículos policiales resultaron con daños. Un inmueble en la zona de Puerto Príncipe también fue incendiado.

Hasta el mediodía del jueves, la policía había detenido a ocho personas por su participación en los actos vandálicos.

Muchos de los manifestantes exigieron la renuncia del presidente Jovenel Moïse por considerar que al haber llegado al cargo como abanderado del partido de Martelly, ha obstaculizado las investigaciones sobre Petrocaribe.

“Nadie escapará a la justicia. Es un deber moral y de justicia”, escribió Moïse el jueves en su cuenta en Twitter, en la que aseguró el compromiso de su gobierno para profundizar la investigación.

A su vez pidió que todos los funcionarios “que han participado activamente en la gestión de estos fondos se pongan a disposición de los tribunales” y que también sean investigadas las empresas vinculadas.