Estados Unidos dijo el jueves que pondrá su misión diplomática para palestinos bajo la autoridad de su embajada en Israel.

El Departamento de Estado dijo que la fusión del consulado de Jerusalén con la recién abierta embajada allí derivará en una "eficiencia significativa". Pero la decisión también tiene un significado simbólico porque prácticamente socava el estatus del consulado.

Durante años, el consulado ha servido como embajada de facto para los palestinos y le reportaba directamente al Departamento de Estado en Washington. Ahora que lo ponen bajo la autoridad de la embajada podría ser visto como que Estados Unidos reconoce el control de Israel sobre el este de Jerusalén y Cisjordania.

Los palestinos cortaron vínculos con Estados Unidos luego que el presidente Donald Trump reconoció a Jerusalén como la capital de Israel el año pasado y transfirió la embajada estadounidense a Jerusalén.