El primer ministro holandés Mark Rutte advirtió el jueves a su contraparte italiano Giuseppe Conte que no viole las normas presupuestarias establecidas por la Unión Europea.

Rutte se reunió con Conte en la cumbre de la UE, donde el gobernante italiano se encuentra a la defensiva por presentar un proyecto de presupuesto con un déficit el triple de lo que había prometido Roma.

Rutte dijo en un comunicado que expresaba las inquietudes de Holanda respecto de los planes económicos de Italia y daba su “pleno apoyo” a la Comisión Europea, que está estudiando el proyecto habiendo expresado escepticismo.

El gobierno italiano dice que su plan fomentará el crecimiento económico al aumentar el gasto, pero otros países de la UE temen que incremente la ya enorme deuda pública italiana.