El juez César Hinostroza de la Corte Suprema de Perú, acusado de corrupción, inhabilitado para ejercer el cargo y con un impedimento para salir del país, huyó a España a través de Ecuador, se informó el miércoles oficialmente.

Hinostroza se presentó en una comisaría de Madrid y solicitó asilo político, indicó el ministro del Interior, Mauro Medina Guimaraes, en conferencia de prensa. Posteriormente Medina presentó su renuncia al presidente Martín Vizcarra.

La fiscalía identifica a Hinostroza como presunto cabecilla de la denominada banda “Los Cuellos Blancos del Puerto”, una organización de tráfico de influencias integrada por jueces y fiscales que arreglaban fallos y nombramientos en cargos judiciales.

En su cuenta de Twitter, el presidente del Congreso, Daniel Salaverry, pidió la comparecencia de Medina en el pleno de ese organismo para que rinda un informe sobre la fuga del exjuez.

Hinostroza, inhabilitado por 10 años para ejercer cualquier cargo público, y el resto de los involucrados están imputados del delito de promoción, constitución o integración de una organización criminal, tráfico de influencias y cohecho pasivo específico.

El Congreso peruano logró una acusación constitucional contra Hinostroza hace unos días, pero no remitió los documentos a la Fiscalía para que inicie las investigaciones por los delitos imputados.