3 funcionarios afganos mueren cuando sus guardias disparan

Tres altos funcionarios en la provincia Kandahar, Afganistán, murieron cuando sus propios guardias abrieron fuego contra ellos durante una conferencia de seguridad el jueves, informó el subgobernador...

Tres altos funcionarios en la provincia Kandahar, Afganistán, murieron cuando sus propios guardias abrieron fuego contra ellos durante una conferencia de seguridad el jueves, informó el subgobernador provincial; y un vocero del Talibán dijo que el objetivo era el principal general de Washington en Afganistán, Scott Miller, quien escapó ileso, según la OTAN.

Agha Lala Dastageri, subgobernador de Kandahar, dijo que su jefe policial provincial Abdul Raziq estaba entre los muertos, junto con el gobernador de Kandahar, Zalmay Wesa, quien murió a causa de las heridas en un hospital cercano.

Dastageri dijo que el director de inteligencia provincial Abdul Mohmin también murió al interior de la residencia del gobernador en donde ocurrió el ataque.

Tres estadounidenses, un miembro del servicio y dos empleados civiles, resultaron heridos en el tiroteo, dijo el coronel estadounidense Knut Peters, vocero de las tropas de la OTAN en Afganistán. Se desconocía la gravedad de sus heridas.

“El general Miller está ileso”, dijo Peters. Miller es comandante de soldados de la OTAN y Estados Unidos en Afganistán.

Fueron miembros de la unidad de la guardia élite de Wesa quienes apuntaron sus armas contra sus colegas durante una reunión de seguridad de alto nivel previo a las elecciones parlamentarias del sábado.

Khalid Pashtun, miembro del parlamento de la provincia, dijo que las fuerzas de seguridad afganas acordonaron el área y un helicóptero militar estadounidense sobrevoló el lugar durante el tiroteo, que comenzó a las 3 de la tarde hora local y duró poco más de una hora.

Peters dijo que los primeros reportes indican que uno de los agresores está muerto. No tenía más detalles.

Los talibanes habían advertido a profesores y estudiantes que no participen en las próximas elecciones parlamentarias en Afganistán y que no permitan que se instalen centros de votación en sus escuelas. Los insurgentes dijeron en un comunicado del miércoles que atacarán los comicios del 20 de octubre, que consideran ilegítimos, y señalaron que no quieren hacer daño a civiles.

___

El corresponsal de la AP Karel Janicek en Praga contribuyó con esta nota