El Congreso de Guatemala decidió mantener la inmunidad del presidente Jimmy Morales, señalado por la Fiscalía General y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) por financiamiento electoral ilícito.

El martes una comisión integrada por diputados recomendó no retirar la inmunidad al mandatario. De los cinco congresistas que integran este grupo, cuatro votaron a favor de que Morales no pierda la inmunidad, señalando que no hay elementos que demuestren que el presidente cometió delitos electorales.

Posteriormente, durante el pleno, los diputados conocieron el informe de la comisión y votaron. En la primera ronda, 38 legisladores votaron a favor de despojar la inmunidad a Morales y 79 en contra. En la segunda ronda, 39 legisladores votaron a favor y 82 votaron en contra; 41 diputados se ausentaron.

La ley estipula que tanto para retirarle como para mantenerle la inmunidad se necesitan 105 votos. El expediente fue archivado y puede ser propuesto por cualquier diputado para una nueva votación.

El diputado de oposición Amílcar Pop, quien votó a favor de que se le levante la inmunidad a Morales, dijo que el pueblo de Guatemala merece la verdad y eso se puede lograr con un juicio en donde se esclarezca si el presidente Jimmy Morales cometió o no delitos.

El pasado 10 de agosto, la fiscalía y la CICIG hicieron un pedido para investigar a Morales por delitos electorales. La investigación preliminar detalla que, en 2015, cuando Morales era secretario general y representante legal del partido Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), recibió un millón de dólares por parte de empresarios para la campaña electoral que no fue reportado.

Ésta es la tercera ocasión en que se solicita que se retire la inmunidad a Morales. La primera fue en agosto del año pasado y también relaciona al presidente en temas electorales. Según las investigaciones previas, el partido incumplió ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE) y ocultó más de un millón de dólares. Esta petición fue tramitada por la Corte Suprema pero los diputados no apoyaron el retiro de inmunidad.

La segunda ocurrió en octubre de 2017 después de que medios revelaran que Jimmy Morales recibió más de 60 mil dólares de sobresueldo por parte del ejército. En ese momento la Corte rechazó la petición y el presidente devolvió el dinero.