Las autoridades hallaron 129 armas de fuego en la casa de un hombre de Carolina del Sur acusado de matar a tiros a un policía y herir a otros seis hace unos días, dijo la policía el martes.

El jefe de policía del condado Richland, Leon Lott, dijo que al parecer solamente tres de esas armas fueron usadas en la balacera del 3 de octubre: una pistola y dos fusiles automáticos.

Lott dijo que Frederick Hopkins, de 74 años, preparó su casa para emboscar a los policías y que fue afortunado que no murieran más agentes. No dio más detalles.

Hopkins fue herido, pero las autoridades no han dicho cómo ni han dado detalles de su captura.

Lott dijo que Hopkins baleó a los policías cuando éstos llegaron a la casa a interrogar a su hijo Seth, de 28 años, sobre una causa de abuso sexual de menores.