Unos 200 migrantes ingresaron a Grecia por tierra desde Turquía el martes, un número desusadamente grande para una sola mañana, dijeron las autoridades.

Se trataba principalmente de familias con niños y se los halló por la madrugada a la vera de una ruta local, dijo la policía. Dijeron a las autoridades que habían cruzado a pie el río fronterizo Evros porque el nivel del agua era bajo.

No se informó de inmediato sobre su nacionalidad ni cuántos eran los niños. La policía envió autobuses a recogerlos y llevarlos a comisarías para registrarlos.

Las autoridades han advertido un aumento en el número de personas que cruzan la frontera greco-turca por tierra en los últimos meses.